© 2016 design / web by Beatrix Mexi Molnar - www.molnarmexi.com

contacto

 Tel.: +34 647 964 353
 

  • Facebook Social Icon

contratación

Alejandro Salade

"El espectáculo, como su título anuncia, es un encuentro entre dos  viejos amigos que hablarán con el lenguaje de la danza sobre el amor, el desamor, la amistad, el cuerpo en movimiento, la música y la vida. El objetivo es provocar un suspiro de satisfacción en el público, pues para Canales, si el flamenco no produce una respiración larga y lenta, no es de calidad. “Nosotros coincidimos en un baile muy visceral, muy de tierra y emociones”, añade Porcel."

”Queremos llevar el encuentro de la vida a los escenarios, con el amor, el desamor y la amistad”, afirmó Antonio Canales antes del estreno. Y tres bailaoras se suman a este propósito. Irene Correa, Inmaculada Aranda e Isabel Rodríguez completan el elenco de artistas flamencos que tiene como gran protagonista a José Porcel, que se encuentra en un dulce momento, como atestigua el constante auge de su compañía."

"Corrían los años noventa. Veinte años después suben a escena «Encuentro», una fiesta flamenca que se estrenará el 21 de julio en el Teatro Apolo de Barcelona. «Tenemos una mirada del flamenco muy parecida -destaca Porcel-. Para mí, Antonio es un referente de la danza; yo me muero por él, es un maestro». Juntos disfrutan de lo lindo. «El hilo conductor es el encuentro; el encuentro con el amor, con el desamor, con el flamenco, el encuentro de nosotros dos…», explica Canales que tiene claro que cada encuentro es especial. «Yo no saludo igual a una persona que a otra; yo no bailo igual con un bailaor que con otro…». Esta producción tiene lugar para la «improvisación de suspiros y de gestos porque un flamenco sin un suspiro es un espectáculo muerto»."

entrevistas

"La pasada noche el Roy Thomson Hall dio cabida a uno de los espectáculos flamencos más vibrantes que han pasado por Toronto. La compañía flamenca de José Porcel llegó a la ciudad con su gira Gypsy Fire, una exhibición digna de los mejores teatros del mundo entre los que no podía faltar el Roy Thomson Hall."